Como decirle a alguien que lo odias sin que se enfade

¡Ajá! ¡Tú también eres un hater! No, ya en serio, todo el mundo tiene gente en su vida a la que odia, puede ser tu jefe, tu padre, tu madre, el cura, el monaguillo que iba contigo a clase o el abusón de 3º de la ESO. No importa quien seas ni quien sea, lo único que importa es que ODIAMOS sin tener una razón aparente para ello (o a veces teniéndola también, pero es menos común).

En el artículo de hoy vamos a explicar las mejores formas de decirle a alguien que lo odias sin que se lo tome a mal, hay muchas, y de muchas formas, pero voy a enumerar las más frecuentes y las que mejores resultados me han dado.

Formas de decir que odias sin quedar mal

Recuerdo un día que estaba en clase de sistemas y un chaval anónimo (porque si no es anónimo me puedo buscar el problema ahora) no paraba de interrumpir en clase. Si nunca has dado clase de sistemas puedo llegar a entender que no entiendas el porque de mi frustración en ese momento, pero desde ya te digo que podría haberle arrancado la piel perfectamente sin sentirme culpable.

Aurelio (llamémoslo así, porque era más tonto que un mono entrenado) no paraba de interrumpir en clase mientras la tutora daba clase de UNIX, yo no me estaba enterando de un carajo y estaba prestando más atención al imbécil de Aurelio que a la propia clase en si. Al parecer Aurelio no tenía ni pajolera idea de lo que la tutora estaba hablando, por eso no paraba de levantar la mano, así que le dije delante de todo el mundo:
Tïo, cállate ya que esto más que una clase de sistemas parece una peluquería, luego si quieres te lo explico yo“.

Dicho y hecho, mano de santo, el imbécil de Aurelio no volvió a molestar, y lo que me hizo sentir mejor aún, no le expliqué una mierda, por tontolaba, que tenía una cara de tonto que no se como se levantaba cada mañana.

¿Consideras que quedé mal? Yo no, todo el mundo se calló y algunos se rieron, osea que fui el más puto amo de la clase por momentos. Haz una analogía a las situaciones particulares de tu vida y ahí tienes la respuesta a todos tus males, podrás hacerle entender a quien quieras que lo odias sin decírselo.

También puedes hacer o decir lo siguiente:

1) Decir “Illo, me cagontotu muerto déjame en paz ya cohone”

Y ésta no te la recomiendo, pueden caerte de hostias si lo haces, pero si funciona te aseguras que esa persona no vuelva a hablarte en un largo periodo de tiempo.

2) Hacer como que no has oído nada mirándolo fijamente a los ojos hasta que aparte la mirada

Este funciona también 100%, si alguien a quien odias te pregunta algo y tú directamente lo miras y no le contestas (haciéndole ver que lo has oído y que prefieres no contestar por cualquier razón) se pensará que piensas que es retrasado o que le caes mal, de forma que no hace falta hacer ni decir nada para que el idiota de turno se entere de que es tonto con ansia.

3) Decir “Eh tío mira ese te está llamando” y conforme gire la cabeza irte como si nada

Quedas como el rey, el rey de los reyes, que coño… El rey más puto amo de los reyes de reyes. Cuando se de la vuelta se dará cuenta de que le has tomado el pelo, el tío se ofenderá y no volverá a dirigirte la palabra en lo que quede de su insignificante existencia.

Y si eso te ha parecido poco, tengo la solución a todos tus problemas…

Cómo decirle que le odias quedando fatal de narices delante de todo el mundo

Y esto es peliagudo, puedes quedar mal delante de un gran círculo de gente, delante de tu familia, de tu trabajo, de tus compañeros, quedar mal delante de cientos de personas… No está bien visto quedar mal (era de esperar) pero sí que está mal visto quedar bien, si no mira al resto de personas, casi nadie se alegra cuando te va bien en algo.

Sea como sea y aunque la envidia sea deporte nacional (y que sepáis que incluyo a los vascos y a los catalanes) yo me considero ESPAÑOL, orgulloso de ser español. Yo vengo de una familia bien, con buena reputación y buen porte, y aunque sea de derechas creo firmemente en la igualdad de todas las personas que me rodean. Así es, todos son igual de gilipollas.

¿Ves? Acabo de quedar mal de cojones por definirme tal y como soy, podría haberlo dicho con otras palabras y quedaría de narices, pero había que poner un ejemplo para que pudieses hacer una analogía en tu vida diaria y ahí esta.

Pero entre otras cosas puedes: escupir siempre cuando pasas al lado de alguien, sonreír a esa persona con una sonrisa más falsa que Judas, lanzarle un beso cuando lo veas, guiñarle un ojo y mil cosas más (los últimos dos ejemplos sólo son válidos si eres heterosexual y la otra persona además de también serlo es de tu mismo sexo).

Si quieres saber más comenta y escribo más ejemplos

HATERS GONNA HATE! 😐

Enlaces de interés:
https://mootools.net/forge/profile/SurceBeats
https://freetrapbeats.blogspot.com/2018/09/where-to-find-best-trap-beats-and-hip.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s